La Ibero después de Peña Nieto: Del trino perfecto a la disculpa empresarial

Por Ricardo González @Dr_rigo_mortis

Aunque las autoridades universitarias, públicas y privadas, traten presentarla como una actividad académica, la visita de un candidato o candidata a un campus es un acto político.  Pensar  que es acto estrictamente académico resulta ingenuo.

Recibir al candidato puntero con máscaras de Salinas de Gortari, teñir de rojo el agua de la fuente. Mantener durante toda la visita un coro incesante de abucheos y porras –dependiendo el tono y contenido de la pregunta-. Asegurarse de que la salida del candidato no sea fácil y que durante todo el trayecto entienda que nos es bienvenido, implica un esfuerzo adicional a lo que sería un esfuerzo espontaneo  y meramente visceral.

Para quienes de alguna forma u otra convivimos con la comunidad de la Ibero, no causa necesariamente sorpresa lo sucedido. La Universidad Iberoamericana posee una esfera de discusión pública vibrante, en especial respecto a sus pares privados/católicos como la Universidad Anáhuac o la Universidad Panamericana.

Hay dos comunidades ibero que coexisten en Santa Fe, aquella que podría acercarse más al estereotipo y otra, aquella inmersa en la realidad social que no le es ajena. Una “ibero” crítica, participativa e inclusive combativa.

En la segunda mitad de los noventa, durante mi paso por la ibero, me tocaron las revelaciones de La Buhardilla sobre temas como los patrones de consumo de drogas entre los estudiantes, así como la venta de exámenes de admisión.  También vi y experimenté el activismo de la Asamblea Estudiantil  frente al establishment de Copsa, la instancia formal de representación estudiantil. Las discusiones eternas junto a la fuente, antes de que se convirtiera en uno de los ceniceros en el campus.  Dos huelgas y las respectivas discusiones sobre sí era o no legal y sí debíamos tomar clases extramuros.

Esta actitud crítica y participativa se promueve desde el ideario elaborado por los curas jesuitas: “infundir en todos sus miembros una conciencia viva y operante de los problemas sociales de México, y la consecuente responsabilidad de cooperar para resolverlos.”

No hay sorpresa, lo que pasa es que el acto político del candidato Enrique Peña Nieyo evolucionó, gracias a la creatividad de los estudiantes, en un happing.

Gracias a la atención mediática que generó la visita, pero sobre todo a la cantidad de información difundida a través de las redes sociales, sobre lo que pasó, cómo se interpretó y demás detalles, existe suficiente información para que cada quien se forme su propia opinión.

En lo personal hubo dos textos sobre los hechos con las que me quedo, uno de Oscar Balderas  y el otro de Ernesto Nuñez.   El recuento que hace el colaborador Iberoradio 90.9, Poncho Puntual, así como las observaciones sobre la cobertura que nos ofrece @antoniomarvel, son bastante recomendables.

Los comentarios y opiniones que intentaban manejas los daños a la campaña del candidato priísta sobraron, desde el desdén  del Senador Pedro Joaquín Coldwell  hasta la etiqueta de “turbas facistas”, pasando por la ridículo (pero esperado) cabeceo de los periódicos de Mario Vásquez Raña.

Sin embargo, bastó un trino desde la cuenta oficial de la Universidad Iberoamericana en twitter para aplacar la polémica.

Debo confesar que me llenó de orgullo ver cómo mi alma mater defendía a sus alumnos y su derecho a expresarse libremente.  Salvo el episodio del lanzamiento del zapato, las manifestaciones a favor y en contra se condujeron en la mejor lid democrática y pacífica.

Los roces se los podemos atribuir al candor que produce el activismo en cualquier joven, así como la pifia de logística tanto del equipo del candidato como de la propia universidad.

De las críticas, defensas y pretextos

En estos días he tenido la oportunidad de escuchar y leer las opiniones de la comunidad de ex-alumnos y profesores con la que tengo contacto.  La gran mayoría reconocieron en lo sucedido era un uso legítimo de la libertad de expresión, pero el consenso de opiniones se rompía al referirse a los detalles.

Las críticas sobre los métodos específicos parecieran hasta cierto punto ociosos, discutir sobre la pertinencia de algunas consignas también resulta innecesario.

Además de ser ciudadanos y estudiantes quienes se manifestaron son también jóvenes. Algunos cuestionamientos son dignos de los estetas de la protesta que poco o nada aportan a la discusión pública.  Evocar la unidad y la concordia como prerrequisito al debate público es una falacia que poco ha ayudado a la consolidación de otras democracias.

Es evidente que llamarle a un candidato “asesino” no constituye discurso de odio.  Por ello es una lástima escuchar una justificación por demás innecesaria como la ofrecida por el profesor José Carreño, director de la División de Estudios Profesionales. Una expresión que parece más una disculpa empresarial a sus clientes potenciales.

Audio de entrevista con Joaquín López Dóriga

La misma cantaleta de la manipulación de hay profesionales detrás de cualquier signo de inconformidad es algo que resulta inaceptable, tanto por negarle la inteligencia necesaria a los estudiantes pero también por el tufo autoritario que encierra un comentario en ese sentido.

José Carreño, intentando incidir en el ciclo de noticias para minimizar los daños en la imagen de la Universidad, termina por regatear el aplomo con la que la institución defendió las expresiones de sus alumnos.  Es decir, la Ibero pasó del trino perfecto a la disculpa empresarial. Qué lástima.

Es claro que las opiniones de José Carreño no son compartidas por toda la comunidad, suenan más a los artilugios del experimentado spin doctor que es, que a los principios y valores del iderio de la Universidad Iberoamericana.

No hay nada por lo que hay que ofrecer disculpa. Lo que vimos es la expresión de jóvenes en un acto político.  Bien por los estudiantes, ojalá las autoridades y el resto de la comunidad respondamos a la altura.

Anuncios

2 comentarios en “La Ibero después de Peña Nieto: Del trino perfecto a la disculpa empresarial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s