Un poco de ébola para fomentar la paranoia de las audiencias

 

ebola_micrograph_0

El ébola es un virus letal para el cual no hay vacuna ni cura. Cuando logra desarrollarse en un cuerpo, los síntomas son más que evidentes y perturbadores: dolores musculares, migrañas, espasmos intestinales, diarrea, mucha diarrea. “En algunos casos, hemorragias internas y externas”, señala el sitio de la Organización Mundial de la Salud. De todas las fiebres hemorrágicas causadas por virus, la del ébola, es la más devastadoramente letal. Sin lugar a dudas ante los indicios de haber contraído el virus, cualquiera tendría que correr al doctor, no para ser curado sino para asegurarse de que la enfermedad no se propague más.

Pero la realidad es que es muy poco probable que una persona que contrajo el virus pueda abordar un avión y llegar a México.  Aquí pueden leer un post en el blog de la redacción de la revista Nexos que explica con mayor detalle qué es y cómo se trasmite el virus del ébola, y además porqué es muy poco probable que éste llegue a México.

Durante los últimos meses, ha tenido lugar un brote de esta enfermedad en África occidental al punto que hace unas horas el gobierno de Nigeria declaró una emergencia nacional, Liberia y Guinea Ecuatorial tal vez se vean obligados a hacer lo mismo. Los medios nacionales e internacionales han dado rienda suelta a un sinnúmero de especulaciones. La semana pasada, la opinión pública estadounidense retumbó ante la noticia que de que dos trabajadores humanitarios que contrajeron el virus serían atendidos en hospitales de los Estados Unidos. Periodista Maryn MacKenna, hace un muy buen recuento de lo que se dijo en los medios y también recomienda varios artículos al respecto.

Ayer Novatimes, un sitio mexicano (¿de noticias?) publicó información sobre la supuesta detección de un supesto primer caso de ébola en el país. El título por sí solo es muestra de la calidad de información que difunde: ALERTA MÁXIMA: Primer caso de ébola ya confirma en México. Entérate como prevenir la infección. No hace falta ser un experto para darse cuenta de que la información publicada era un tanto sospechosa. A las pocas horas, la Secretaria de Salud Pública rechazó que la información fue cierta.

Pareciera que existe en los medios una tendencia por fomentar la paranoia en las audiencias. Recordemos los exabruptos de la prensa mexicana cuando se confirmó el primer caso del virus N1H1, muchos medios (y reporteros) fueron incapaces de entender la diferencia entre casos confirmados y casos probables. Pero si no es el virus N1H1 es el accidente nuclear de Fukushima en Japón, el caso es que siempre habrá una historia que con un par de retoques “periodísticos” sirva para fomentar la paranoia en las audiencias.

Un cataclismo que termine por desaparecernos sería para muchos el espectáculo de espectáculos. Ayer fue el N1H1, hoy es el ébola y ¿qué nos tocará mañana?

Se aceptan propuestas…

Aquí le dejamos una, mucho más probable y devastadora, este virus se llama chikungunya y tiene muy preocupada a la Secretaría de Salud.

 

ACTUALIZACIÓN: La OMS declaró que el brote de ébola es una emergencia internacional de salud pública.  (Nota) El mensaje central del comunicado es el llamado a la solidaridad internacional con los países que no cuentan con los recursos o capacidades para contener el brote, es decir aquellos que están siendo directamente afectados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s