Gritos, gendarmes y cateos

15niniosgrito

Cruda patriótica

Ayer se consumó el ritual del grito en las cabeceras municipales de todo el país. Afortunadamente se siguen imponiendo las ganas de celebrar. Celebrar en plazas públicas es un derecho y no solo un síntoma de bienestar del país. Celebramos porque hay oportunidad de hacerlo. Además hay once meses más para resistir el monopolio de los símbolos patrios cuya vena principal es belicista pero que hoy es trastocada por el neo-priismo.

Salvo la estampida durante la celebración organizada en Ciudad Juárez, nos despertamos con la noticia del tradicional “saldo blanco”. Lo cual nos da cuenta, primero, de que los recursos (nacionales y extranjeros) invertidos en profesionalizar a la policía juarense no alcanzaron para capacitarla en el manejo de multitudes; situación que comparten muchas de las policías en el país. También nos presenta un panorama mucho menos sombrío, al hablar de solo 17 personas lesionadas y no de 8 muertos y más de 100 lesionadas como en aquel fatídico grito de Morelia en 2008.

Nos enteramos también, de que en la calle de Carranza de la Ciudad de México la gente increpó a una de las hijas de la pareja presidencial que viajaba en un convoy de dos camionetas (esas que invadieron la plancha del Zócalo para la ceremonia del informe presidencial hace unas semanas):

“¡Que camine! ¡Que camine como todos!” “¡Que se baje!” “¡Que no entre! ¡No los dejen entrar!” Luego, una gran rechifla.

(Linaloe R. Flores hace un recuento del hecho en una crónica para Sinembargo).

Mientras tanto en el ciberespacio

Anoche Anonymous también hizo lo propio, entró al servidor de la página de la Cámara de Diputados, colgó un video y publicó el algoritmo de encriptación del servidor y lo que dicen es solo un adelanto de las contraseñas y domicilios de los diputados. Estos dos lista ya fueron borradas de PasteBin.

Kingdergaden Cop

division_de_gendarmeria-gendarmeria_nacional-policia_federal_MILIMA20140822_0243_3

Ayer en el Zócalo fue el primer encuentro de la Gendarmería Nacional con las multitudes. Alrededor de las 8 de noche ya circulaban imágenes en el ciberespacio de niños y niñas siendo cateados al ingresar a la zona asegurada. Establecer control sobre los puntos de entrada así como un operativo para contener a la multitud es además de legal, necesario. Pero la pregunta es: ¿es necesario tocar a niños y niñas? ¿Qué buscaban los novísimos gendarmes entre los pequeñas chamarras?

Con toda las capacidades tecnológicas y tácticas de esta nueva policía, no queda sino dudar de que esta haya sido una medida adecuada.

Catear a niños y niñas no es una cosa común. Yo solo recuerdo haberlo visto hace dos años en Mopti, Mali, el punto de entrada a la región norte del país que se encuentra inmersa en una guerra secesionista. Y en las intermitentes garitas fronterizas entre Egipto y Gaza.

Ni siquiera en la celebración de año nuevo en Time Square en Nueva York en 2001, luego de los ataques terroristas, se vio que niñas y niños fueran cateados. Y claro, para eso existen arcos detectores de metal y otros aparatos. La decisión de catear a toda persona que entrara al Zócalo no es fortuita ni tampoco un desliz como supuestamente fue la decisión de convertir esa plancha masiva de concreto en un estacionamiento V.I.P.

008

¿Cuál es el mensaje detrás del cateo de los niños y niñas que fueron al Zócalo? Primero que en términos tácticos para la Gendarmería Nacional, el principio de presunción de inocencia vale gorro. Que todos somos si no culpables sí por lo menos sospechosos hasta que se demuestre lo contrario. En segundo lugar la ausencia de una perspectiva de derechos humanos, o por lo menos la mínima sensibilidad para diferenciar entre amenazas y transeúntes menores de edad.

A estas actos, las policías modernas le llaman “acciones de disuasión”, que no es otra cosa más que un eufemismo para referirse a la intimidación. Que tienen a veces el objetivo de inhibir una amenaza demostrando la capacidad de respuesta o también, para hacer patente o visible que algo se está haciendo para garantizar la seguridad de los asistentes y, en este caso, del Señor Presidente y compañía.

Los estrafalarios imperativos de seguridad

281013d35136f7bmed

Someter a una niña o niño a un cateo es ridículamente escandaloso y suficiente como para llamar a cuentas a quien tomó la decisión. Que nuestra modernísima Gendarmería Nacional haga su debut cateando niños es terrible. ¿Quién fue responsable de este operativo? ¿Bajo que información decidió llevar a cabo semejante operativo?

El problema de fondo es que este tipo de preguntas nunca son resueltas, porque a la persona que tomó esa decisión la cubre un halo de opacidad implacable. Sus justificaciones son suficientes en tanto están basadas en información con la que no contamos; conjuras magnicidas, anarco-revueltas o lopezobraduristas apuntando rayitos láser al rostro presidente… vaya usted a saber.

Hoy es día de desfile, de paradas militares, ese momento internacionalmente reconocido para mostrar el poderío de las fuerzas del estado. Despliegue de armas largas y orgullosas (o compensación fálica) mientras aviones sobrevuelan la escena. Rostros camuflados de los escuadrones de élite, soldados rememorando las glorias pasadas de un ejército volcado hoy en contra de un enemigo interno. Íntimo. El mensaje para el ciudadano de a pie es doble: Les protegeremos del “extraño enemigo” que intentara “profanar con su planta” el suelo de Patria, pero también sin chistar si es necesario, les protegeremos de ustedes mismos.

* Precisión: En el operativo del Zócalo también participaron el Estado Mayor Presidencial y Policía Federal… pero sigue siendo el debut de la Gendarmería Nacional en el manejo de multitudes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s