La sangrona

Catalina Ruiz-Navarro (@catalinapordios )

Menstruadoras somos todas. Y no lo digo porque esa sea la fórmula de moda para solidarizarse con cualquier causa, lo digo porque más o menos el 52% de las personas del mundo tenemos cuerpos que menstrúan, y ese ciclo menstrual, síntoma de la potencia incomparable de poder crear seres humanos, se ha convertido en una señal demográfica para que nos violenten, nos discriminen, nos nieguen derechos y silencien nuestra voz. Acaba de pasarle a Luisa Velázquez Herrera, conocida en Internet como Menstruadora, un apelativo que parece muy contestatario para las recuas de pacatos que se escandalizan con hablar en voz alta de un proceso real y natural.

En todo caso, es a toda esa gente pendeja a la que Luisa Velázquez Herrera lleva criticando a diario desde hace mucho tiempo. Llegó a Blogger en 2004, a Hi5 y MySpace en 2005, a Facebook en 2007 y a Twitter en 2008. Vieja guardia. Desde el comienzo Velázquez Herrera usó las redes para hablar en voz alta y decir cosas que jamás de los jamases se podrían decir en los medios tradicionales como que le valen verga “los hombres” (los hombres como categoría política, como categoría del patriarcado, no las personas que se identifican como hombres) y hacer espacios solo para mujeres. Ni esta opinión ni estos espacios tendrían que ser necesariamente transgresores, la gente tiene derecho a criticar lo que le dé la gana, (yo agrego que la gente también tiene derecho a odiar) otra cosa es atacar y discriminar. Velázquez Herrera se asumió como lesboterrorista, con ironía porque el apelativo es ridículo, y en colectivo con otras personas que se asumen políticamente como mujeres lesbofeministas, y desde esa corriente lo fueron llenando de contenido. Entonces hicieron un medio de comunicación, una escuela feminista, un festival, cada uno más incómodo que el anterior. Y empezaron a criticar todo, ¿evento de postporno? ¡colonial! ¿masculinidades? ¡patriarcales! ¿queer? ¡racista! ¿Y por qué no? ¿Qué tiene de malo criticar? Porque el lesbofeminismo no se trata de “odiar a los hombres” se trata de tumbar el heteropatriarcado (son cosas muy distintas) y de paso hace un análisis anti-racista, anti-clasista, decolonial, especialmente pertinente para el contexto Latinoamericano.

Al lesboterrorismo tenemos que agradecerle por criticarlo todo, porque sus militantes son como la diosa Kali, como un tsunami. Esa es la verdadera vocación del punk.

Y entonces muchos (muchas) dijeron que su feminismo “no era bueno”, que así no, que está bien ser feminista, pero de salón, bien portada y calladita. Horror. Y hasta otras feministas empezaron a segregarla por “ser radical”. “Nos rechazaron por rechazar a los machos, y está bien, a mi me encanta el debate entre feministas, me encanta que no nos llevemos bien.” Yo estoy totalmente de acuerdo, ¿por qué tiene que ser el feminismo una cosa fácil y homogénea? ¿Para que “los hombres” lo entiendan mejor? Aunque hay una corriente del feminismo que se autodenomina así “feminismo radical” para mí es incomprensible eso del “feminismo no radical”. Yo soy radicalmente feminista. Porque quiero todos los derechos a los que tengo derecho, no algunos, no a medias. Puede haber muchos feminismos, pero no es feminismo si no es radical.

En todo caso, esa “radicalidad” hizo que muchas y muchos le dieran la espalda a ella y a una compañera lesboterrorista cuando fueron acosadas por un cerdo machista misógino: Luis Enrique Sánchez Amaya, conocido en Internet como “Hembrista Detected” impulsor de un discurso de odio que pide “incinerar feminazis”, líder de trolls que amenazaban a Velázquez Herrera y su compañera Nadia Rosso con “violaciones correctivas”. Las páginas son horrendas y sus mensajes no atacan solo a “las lesboterroristas”, escupen odio a todas las mujeres, y tenemos que recordar que esos trolls son los mismos hombres que nos rodean cuando caminamos por la calle, cuando habitamos el mundo. Velázquez Herrera y su compañera Nadia Rosso, denunciaron que Enrique Sánchez Amaya, agregaba a feministas y defensoras de derechos humanos desde su perfil personal para acosarlas, y que les había escrito a la página de lesboterroristas para ofrecer sus servicios de programador un año antes, es decir, que lo que hacía Sánchez Amaya había pasado hace rato del trolleo al acoso sistemático. ¡Peor!, trabajaba en el Colegio de México en el área de sistemas. En el Colmex que precia de tener perspectiva de género. Después del escándalo a Sánchez Amaya le pidieron su renuncia pues 88 estudiantes exigieron una investigación al respecto (pueden ver aquí la respuesta del Colmex). ¿Cómo saber cuántos más hay como él?

¿Y qué pasó después? Pues nada. Que los acosos continuaron. Y se intensifican. “Después de un tanto, una deja de poner atención a las amenazas, deja de leer, no existen, no es peligroso, no pasa nada, les damos block, doy muchos blocks a varones potenciales feminicidas y a mujeres que aplauden la misoginia.”  “Ya lo había normalizado, y no está chido que lo haya normalizado.” dice Velázquez Herrera. Lo más triste es que lo hemos normalizado todas. Pero recientemente hubo quien añadió a todos los contactos de su cuenta personal de Facebook y les empezó a mandar fotos, también algunos trolls empezaron a publicar información y a hacer pesquisas sobre su lugar de residencia. Llegaron amenazas directas, amenazas de muerte. Un tipo le dijo que se “grabara su cara” porque si la veía le iba a disparar. Velázquez Herrera empezó a tener miedo de que la identificaran en la calle, empezó a tener miedo del espacio público, a pensar en lo difícil que es que cualquier mujer denuncie lo que sea, de cierta manera las amenazas le hicieron perder el derecho a habitar la ciudad. La censura siempre tiene un efecto en los espacios, privados y públicos. Cuando hay impunidad los efectos pueden llegar hasta la autocensura.

“Nunca pensé que esto pasaría, y lo digo ahora que puedo decirlo, ahora que no me he puesto el chaleco antibalas. Lo voy a decir también con conocimiento de que esto alegrará a quienes desean verme muerta, o sea, a los trolls. Quiero decir que sí duele, que sí hace llorar, que dan ganas de desaparecer, no hablo de suicidio, digo que dan ganas de taparse con una cobija, tomar chocolate, ver una película, dejar de ser, bajarse del mundo, dejar de pensar.” Esta vez el acoso fue peor, fue más insistente. Por más acostumbrada que Velázquez Herrera estuviera a recibir estos comentarios llenos de odio, esta vez dolieron más, intimidaron más. Y no porque la Menstruadora no sea valiente. ¡Sí que lo es! Hasta contó en su blog la experiencia de un aborto. Simplemente porque Velázquez Herrera es una persona, y las personas tenemos sentimientos y las palabras y el discurso de odio atacan y duelen, y más cuando van dirigidos a una persona que hace parte de una minoría. La Menstruadora es más valiente aún por contar estos sentimientos en público. Hacerse “la dura”, “la invencible” sería caer en las mismas lógicas patriarcales que asumen que en la dureza está la victoria.

Pero además le dijeron que se lo estaba buscando. Por ser “tan radical”. Se lo dijeron hasta otras feministas. Ay, es que no tomaste las medidas de seguridad. Si bien es cierto que cualquier internauta hoy en día debe reforzar sus medidas de seguridad, decirle a Velázquez Herrera que “se buscó” estos ataques, por no tener mayor seguridad digital o por ser tan contestataria es lo mismo que decirle a cualquier  mujer que la violaron por ponerse minifalda y caminar por un callejón oscuro. Es revictimización. Y sí. uno debe ponerle alarma al carro, pero si te lo roban, no es porque no tuviera la alarma, es porque no hay garantías para las seguridad de los bienes de los ciudadanos, garantías que debería dar el Estado. El problema es estructural. Y vean que los Estados cuidan más a la propiedad privada que a las vidas de las mujeres.

Y por esa impunidad rampante es que Velázquez Herrera se lo piensa dos veces antes de denunciar. “Yo pienso que tengo la responsabilidad de denunciar. Denunciar para que si me pasa algo quede algo como precedente. Pero es que si me pasa algo es que ya todo está jodido.” Es triste, pero denunciar no implica de ninguna manera tener expectativas de justicia.

Nada más en febrero de 2015 la académica y bloguera mexicana Rossana Reguillo recibió amenazas de muerte por Twitter y otras plataformas. Las amenazas duraron dos meses y llegaron a su correo personal y hasta la amenazaron en persona. Todo esto con un coro de trolls y bots que la atacaban. Ya sabemos que los bots son cosa común en México, y son usados para intimidar y mermar la libertad de expresión, básicamente porque no hay un Estado que defienda la libertad al disenso. En los casos de Velázquez Herrera y Reguillo, no bastó con decir “no alimentes al troll”. Los ataques no desaparecieron con ignorarlos. Todos estos trolles (que son personas de carne y hueso, no lo olviden) alimentan dentro y fuera de la red el ambiente de intolerancia y misoginia al que se enfrentan las mujeres. Y, aunque en México las amenazas de muerte son un crimen registrado en el código penal y Twitter ha cambiado sus políticas para controlar el acoso online, ninguna de estas cosas han sido suficientes.

Existen varias versiones de las reglas no escritas de internet, se puede rastrear su origen hasta una entrada en  Enciclopedia Dramática en 2007, sin embargo, la versión más conocida es la que se publicó en ese mismo sitio y en The Archive de UNESCO en 2012  durante el apogeo de Anonymous. El texto explica las duras convenciones de la áspera etiqueta de los foros de opinión en internet como 4Chan, sitio en donde nació y creció Anonymous. La regla 31 es verdaderamente reveladora: “No hay mujeres en internet”.

De acuerdo con el informe presentado por la directora ejecutiva de ONU Mujeres,  Phumzile Mlambo-Ngcuka, ante el Secretariado General de Naciones Unidas en ocasión del día internacional de la mujer trabajadora, existe una brecha de género en acceso a tecnología movil (la de mayor crecimiento en los últimos años). Las niñas y mujeres que viven en países de ingreso medio tiene 21% menos de probabilidad de tener un teléfono celular en comparación con hombres y niños. Sólo el 36% cuentan con acceso a internet mientras que el caso de los hombre asciende 41%, esto a pesar de que son mayoría. El informe es contundente al señalar que las mujeres estan en un mayor riesgo frente a la violencia en el ciberespacio que los hombres. “La tecnología también está siendo utilizada para fines dañinos, por ejemplo, para perpetrar el acoso y el abuso en línea, especialmente hacia las mujeres jóvenes”.

El Pew Research Centre entrevistó a casi 3000 usuarios de diversos redes sociales, foros y comunidades temáticas. Mientras que 43%  de los hombres y 37%  de las mujeres reconocieron haber sido objeto de algún tipo de abuso en línea, los hombres refirieron que recibían insultos o apodos, un número considerable de las mujeres refirieron ser víctimas de acoso, inclusive de tipo sexual. En rango de edad de las mujeres que fueron objeto de este tipo de violencia se encuentra entre los 18 y los 34 años de edad.

Lo digital no es un ámbito distinto de la vida “real”, lo que significa que la marginación de las mujeres y las minorías en línea no puede ser separado de los obstáculos que enfrentamos fuera de la red. Las tecnologías de la información y la comunicación  son también utilizadas como un medio para castigar a las mujeres y activistas por el liderazgo ejercido comunidades y países y exigir la igualdad de género. Obviamente esto está vinculado a tendencias sociales y patrones de exclusión más amplios que promueven violencia contra las mujeres como una herramienta para mantener las normas sociales y restringir los roles de género.

Para APC (Association for Progressive Communications), una de las organizaciones líderes en la documentación de violencia relacionada con tecnologías,  uno de los principales retos es sensibilizar tanto a empresas proveedoras de servicios en internet, como al propio movimiento de derechos humanos de que esto es un problema creciente ciberespacio; así como garantizar los remedios legales necesarios, proporcionales y efectivos.  El acoso sexual, suplantación de personalidad, amenazas de violencia física, la publicación de fotografías y material privado sin consentimiento, diseminación de fotomontajes denigrantes o estigmatizantes y hasta chantajes y extorsiones a través de redes sociales y foros en línea, son algunos de los tipos de violencia relacionada con tecnologías que ha documentado esta organización. Si bien el trabajo de documentación de organizaciones de derechos humanos en México ha avanzado significativamente en la trasversalización de la perspectiva de género, aún falta lograr evidenciar la conexión que guardan los patrones de violencia en contra de periodistas, personas defensoras de derechos humanos y activistas con el uso de TICs y el ciberespacio.

El ataque que acaba de recibir Luisa Velázquez Herrera es un ataque contra la libertad de expresión de todos, pero especialmente de todas. Internet, como la calle, como el mundo, es un escenario hostil para las mujeres y todas las que lo frecuentamos recibimos en mayor o menor medida estos ataques. Hace dos años yo me bajé seis kilos y hasta se me cayó el pelo por un ataque de trolleo que duró una semana. Por supuesto me dijeron bruta, puta, tonta, promiscua, frígida, fea, bonita. Tenía todo que ver con ser mujer. Aunque estos no son ataques físicos, son ataques emocionales que ocurren en la intimidad del telefono que uno deja en la mesa de noche y se lleva a la cama. Duelen y duelen mucho.

Pero esto presenta un dilema para la libertad de expresión. Por un lado los trolls tienen derecho a vituperar, es imposible e indeseable penalizar los insultos. Mejor insultar que tirar piedras. Pero hay líneas muy claras entre el insulto y la amenaza, tanto en el ciberespacio como en la vida real. Luisa Velázquez Herrera no le ha hecho daño a nadie, no ha amenazado a nadie con su discurso. Solo le ha tirado piedras conceptuales a una estructura patriarcal que la quiere apachurrar de vuelta. El acoso a Luisa Velázquez Herrera ha sacado su voz de las redes sociales, una voz inmensamente importante, valiosa y provocadora. Velázquez Herrera nos obliga a cuestionarnos a pensar y a tener ideas. Su presencia en redes es invaluable. Y en tanto que su discurso no hace daño a nadie y en cambio, estemos de acuerdo o no, nos conviene a todos, es responsabilidad de las personas que estámos en su entorno digital defenderla y protegerla de estas amenazas y agresiones. Sí, se trata de ser feminista, pero también se trata de ser solidario, pues solo en solidaridad y en colectivo se puede defender el derecho a la libertad de expresión en redes sociales.

Internet es un territorio, es decir, un espacio potencial para la autodeterminación el ejercicio de libertades y el goce de derechos y las mujeres tenemos que habitarlo y recuperarlo. No podemos permitir que callen a ninguna, porque después nos callarán -de nuevo- a todas. Todas somos menstruadoras.

@Catalinapordios

*Este texto fue publicado originalmente el 20 de mayo de 2015 y tuvo algunas actualizaciones y correcciones el 21 de mayo.

Anuncios

49 comentarios en “La sangrona

  1. la rega 31 es fácil de entender si lo aplicas al contexto de 4chan, que es de donde se origina, TODOS SON ANÓNIMOS
    cuando un anónimo dice ser mujer, solo lo hace para llamar la atención, quiere mostrarse, enseñar las tetas, etc, por eso se les llama camwhores, o attention whores, no buscan dinero como las prostitutas comunes, solo quieren atención, quieren relevancia entre una mar de desconocidos, por eso es la regla 31, para que los temas en 4chan no se desvíen, y no es que no haya mujeres en 4chan, las hay y son muchas, además veo que en una parte mencionas que el porcentaje de abuso en linea es mayor en los hombres, así que no es una cuestión de “solo me atacan a mi porque soy mujer” no, los hombres también sufren ciberacoso, y puede ser por cualquier cosa que se te pueda ocurrir.

    1. EL Modernísimo visita 4chan y se siente parte de esa comunidad. Ni El Modernísimo, ni en este caso la autora, le tiene miedo al anonimato, ya que lo consideramos una parte esencial del ejercicio de la libertad de expresión en ambientes digitales. Ahora bien, que en tu opinión la implicaciones de las identidades de género no son importantes en un análisis de este tipo de situación, no significa que sea una premisa verdadera. Gracias por comentar, Newfag.

      1. Ah, entonces son ustedes los SJW que arruinan los chanecillos. Todas histéricas las viejas. Also chispajuanes siempre poendejos.

  2. Hahahahahahahaha How The Fuck Is Cyber Bullying Real Hahahaha Nigga Just Walk Away From The Screen Like Nigga Close Your Eyes Haha

    1. A veces cuando me quedo solo en la casa leyendo 4chan e hispachan y estoy todo sudado de hacer ejercicio y tal, me desnudo y me acuesto en la cama a hacerme una paja y entonces me paso el dedo por entre la pierna y el guavo que ahí cuando yo sudo siempre se hace como una masita, entonces el dedo me queda con un olor medio extraño y yo empiezo a olerme el dedo y me masturbo pensando que le estoy mamando la totona a una chama y tal, debe oler mas o menos a eso digo yo, y ya cuando empiezo a soltar el liquido pre-seminal agarro un poquito con el dedo y me lo riego por los labios pensando como que si la jeva estuviese lubricando pues, es medio salado, pero ni tanto, y asi sigo y sigo hasta que por fin acabo.

  3. Me veo, como mujer, en la necesidad de aterrizar alguans ideas en referencia a esta publicación. Veamos.

    Lo primero, “y tenemos que recordar que esos trolls son los mismos hombres que nos rodean cuando caminamos por la calle” esto denota ignorancia, además de mostrar lo prejuiciosa que es la mente de quien escribe este artículo. Para iniciar, quien dió el grito de atención sobre menstruadora, fue otra feminista, de esas que usted ve despectivamente por no ser “radicales”. Yo misma, como mujer feminista, participé en algunas de las jornadas contra menstruadora (sin caer en el cometimiento de ilíticitos, amparada en mi PLENO DERECHO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN). Y esto, porque ustedes las feministas “radicales”, lejos de aportar al colectivo feminista, a promover un ambiente de respeto y de tolerancia, logran precisamente lo contrario, llaman de forma negativa la atención sobre nosotras y se apartan de lo que verdaderamente significa ser feminista.

    Y no sean mentirosas, que si denunciar quisiera, plenamente, basta con ir a una delegación a hacerlo. Yo misma he sido victima de amenazas, y no es para nada dificil salir e ir a hacer la denuncia correspondiente.

    Lo que aquí ocurrió, es plenamente culpa de menstruadora. Y no es culpa, porque no haya tomado las medidas de seguridad adecuadas (una persona a quien le roban el carro, no es culpable nunca del robo de su carro) pero sí por haber pasado buena parte de su vida sembrando odio, sembrando intolerancia e irrespeto hacia los hombres.

    Y el ataque que recibió menstruadora, NO ES UN ATAQUE A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN, por el contrario, es una muestra que la libertad de expresión funciona plenamente. Cuando expone sus ideas, sobre todo cuando son ideas de odio, de rabia, de desprecio, de desdeño, de intolerancia hacia otros seres, es natural que podamos recibir críticas en extremo negativas y, hasta cierto punto un trolleo puro e intenso. Luisa Velázquez Herrera está cosechando lo que sembró ella misma.

    Por último, decir que ha sido un grupo de feministas quienes han provocado todo esto, ustedes saben perfectamente quienes fueron las que llegaron a pedir al ejercito de trolles que fustigaran a Luisa, y la razón es la mala imagen que personas como ella nos traen a nosotras en el movimiento feministas. El feminismo no debe promover el odio hacia los hombres, no debe promover el odio hacia nada porque no se trata de eso.

    1. “¿Aportar al colectivo feminista?” ¿Unitario, único, el suyo? (Típico del feminismo blanco institucional)
      “Se apartan de lo que verdaderamente significa ser feminista.” Chicas, para qué reflexionar los feminismos si ya existe una palabra verdadera dada por las diosas.
      “Lo que aquí ocurrió, es plenamente culpa de menstruadora. Y no es culpa, porque no haya tomado las medidas de seguridad adecuadas (una persona a quien le roban el carro, no es culpable nunca del robo de su carro) pero sí por haber pasado buena parte de su vida sembrando odio, sembrando intolerancia e irrespeto hacia los hombres” ‘¿Cuál es la diferencia entre esto y es “su culpa por traer la falda chica”? Claro, se lo merece por provocar a los hombres. Las amenazas de violación y muerte, y si le pasan son merecidas.
      “es natural que podamos recibir críticas en extremo negativas y, hasta cierto punto un trolleo puro e intenso.”, No bueno, ya no hay más que decir, profundo análisis.
      “la razón es la mala imagen que personas como ella nos traen a nosotras en el movimiento feminista” No,bueno, no creo que una feminista escriba esto.

    2. Oh ¿entonces el mismo “colectivo feminista” del que usted habla, el único y poderoso dador de verdad, que busca igualdad y respeto, mandó machostrolls a hostigar a una mujer? ¿feministas mandan violentar mujeres porque no encajan en “el feminismo” que ellas proclaman es el verdadero? Mmm

  4. Jajaja! Todo este drama por esa mierda, su egocentrismo no los deja ver, el hecho que sean feministas o mujeres no los hizo victima de este ciberabuso, así es el internet aquí la gente ataca a cualquiera por lo que sea, no es como si fuera una campaña de odio dirigida a ustedes, es decir, este desfile no es para ustedes, es para todos, en el internet le pasa de todo a todo el mundo, seas negro, blanco, chino, feminista, homosexual, heterosexual, transexual,etc Aquí todos pagan por igual, dejen de ser tan egolatras, como si el mundo girara al rededor de ustedes y sus ideales cagados. La única razón por la que esto continua es porque le están dando la respuesta que ellos quieren, tomarse la molestia y el tiempo en redactar este articulo solo los va a satisfacer mas y los va a incitar a seguir atacando, hacer drama en Twitter y twitear indirectas también los va a incitar, ustedes me imagino que ya son grandesitos y conocen como es el tema del internet y la libertad que proporciona el anonimato, entonces no entiendo para que le siguen dando respuesta si saben que eso solo los alimenta.

    1. Ah claro, entonces hay que callarnos, aguantarnos, bajar la cabeza, así son las cosas, nimodo. Claro, hay que aceptar y normalizar la violencia. Ajá

  5. Leo poco
    s argumentos y muchas faltas ortográficas, insultos y violencia verbal en los comentarios a le entrada. ¿Será que la agresión es una forma de suplir las falencias intelectuales y éticas de algunos comentaristas?

    1. Ya ves, puro machito que siente su hombría amenazada por un par de párrafos al grado de no poder escribir claramente. Pero nosotres somos les que la hacen de pedo por cualquier cosa, tome nota.

  6. La basura que hay que leer de las feministas, es muy fácil llorar y “smash the patriiarchy” detrás de un teclado, escribir y realmente creer en la mierda que escriben requiere un alto nivel de estupidez, su computadora, el internet, la casa donde viven, son obra del patriarcado.

    Joder, ya las quiero ver cargando un bulto de cemento, haciendo aportes a la ciencia o dirigiendo al mundo con merito propio para después pedir igualdad y mismos derechos.

    Los hombres luchamos y morimos por nuestros derechos, estas perras, lloran y se quejan por tener mas privilegios de los que ya poseen.

    Nadie vulnera su libertad de expresión, todos tenemos el derecho a ser estúpidos y divulgarlo , pero es de imbéciles creer que todo el mundo va a pensar igual que tu, y si no piensas igual que ellas, eres un “feminicida”.

    Por ultimo, no las odiamos por ser feministas o lesbianas, todos tienen el derecho a llevar una vida repugnante y degenerada, no hacemos esto porque somos “trolls”, simplemente las feministas, en su mayoría, son gente estúpida y necia que no entiende argumentos, gente repugnante que quiere imponer su manera de ser y de pensar, gente que según fomentan la igualdad y la libertad de expresión, cuando realmente ninguna de estas dos causas apoyan, toda opinión distinta a la suya, es errónea (y opresora).

  7. no puedo creer todo lo que he tenido que leer…realmente me quedo frío, entre ignorantes, psicópatas y violentos y una pura feminista que me avergüenza, no puedo estar más de acuerdo con Catalinapordios, pero tanta violencia y vituperio de todos estos trolls me paralizan..

  8. Bastante energía gastan estos sujetos/sujetados en responder a las feministas…

    Todo nuestro apoyo a la menstruadora, porque en efecto, menstruadora somos todas.

  9. Aquí en los comentarios hay una pizca de la violencia que ha recibido Luisa por si alguien no lo creía, la más dolorosa la de la feminista de arriba Maria A. Doradea quien afirma que feministas mandarona estos trolls a darle una lección a Menstruadora, con permiso voy a vomitar

  10. Nos dicen “no la hagan de pedo”, “sólo cierren los ojos, es un mensaje y ya” y cuando amanecemos a la noticia de que una de nosotras está muerta y sus restos en una bolsa, nosotras somos las pendejas por no darnos cuenta antes. Casual.

  11. Que curioso que el moderador de esto le esté dando favoritismo a los comentarios de bakachan e hispachan, pero un comentario como el mio, donde sólo soltar una verdad tan evidente como que primero nos dicen que la hacemos de pedo y después que nos matan nos llaman pendejas lo borran. Whoops. Y lo voy a comentar hasta que lo aprueben, sepan.

  12. Que increíble la cantidad de comentarios ignorantes y claramente estúpidos, pero existe la libertad de expresión, esa que me permite estar en acuerdo o en desacuerdo, pero si vas a comentar que sea con respeto, si quieren utilizar ese vocabulario, busquen el mercado mas cercano.

  13. El sitio hispachan debe de hacerse legalmente responsable de esta situación, pues aunque afirman que las acciones de los usuarios en su sitio son responsabilidad de cada uno, ellos agregaron en su “historia oficial” este incidente, junto a otros que consideran divertidos o dignos de presumirse.

    Que quede claro que este tipo de acciones en conjunto se hacen como forma de darle publicidad a este tipo de sitios como sucedió con 4chan. Es bien visto por su audiencia que este tipo de sitios tengan fama de acosar gente o incluso de provocar actos como asesinato.

    https://www.hispachan.org/historia/

  14. Creo que la mejor defensa de Mesntruadora, son todos los comentarios aquí vertidos y baste leerlos. Hay muchos hombres (mujeres también) realmente ENOJADOS por el feminismo (“querías igualdad feminazi, esto es igualdad, así resolvemos las cosas entre hombres, con violencia, no conocemos nada mejor!”) parecieran gritar.

    Cuando hay muchisimos comentarios culpabilizando a la víctima, justificando su violencia, me queda claro que NO es culpa de las feministas, mucho menos de Menstruadora.

  15. te la llevas de fuerte y valiente pero le encanta hacerse la debil victima tambien “ay ay como me duelen esos comentarios de esoa trolles heterepatriarcales ay ay” , mira Cagadora el rebuscarte con palabras poco usadas tampoco te hace inteligente, vieja chiflada ya nos demostraste que la hierba con piedra y alcohol no se llevan bien jejeje

  16. Desde hace años, he visto en internet el fenomeno del feminismo. Es paradojico. Internet les da el poder a las feministas de explotar los pensamientos mas radicales que no tendrian cabida mas que en un universo postapocaliptico, pero que dentro de un recoveco de internet, les da esa satisfaccion de volcar esas ideas que no tendrian el valor de expresar ante una multitud civilizada y con ideas distintas. Una feminista europea, menciono hace poco que las feministas europeas, buscan la igualdad de genero; que tanto hombres como mujeres ganen lo mismo, derechos y prestaciones laborales ecuanimes, que se les reconozca como parte integral de la sociedad, etc. Pero hace un analisis interesante con respecto a las feministas de “occidente”, del continente Americano: A grosso modo, ellas buscan nada mas que venganza. Ley del Talion por años de opresion del genero masculino, castracion de los infantes varones, relegar a los hombres de todo coto de poder, destruccion del “patriarcado”, etc… hay cosas que no entiendo, y no he tenido replica de una feminista hardcore, regularmente sus replicas son terminologias turbocargadas con terminos que nadie mas que ellas parecen entender, mas que las integrantes del Club de la Pequeña Lulu. Espero que me puedan clarificar mis dudas.

    1.- El 52% de la poblacion del planeta son mujeres. Si son la mayoria, ¿porque las “orpime” la minoria?
    2.- En un mundo feminista perfecto, ¿cual seria el rol de un hombre? Entiendo que solo seriamos micos que solo sirven para plantar una semilla y preservar la especie, cuidar a los niños y hacer las tareas domesticas. ¿Las mujeres relegarian a un humano perfectamente capaz de hacer otras labores a los confines de la casa, solo por una vendetta milenaria?
    3.- En el campo laboral, siendo que las mujeres tienen el mismo potencial que un hombre o cualquier otro ser humano, ¿porque el hombre hace la mayoria de los trabajos pesados? Deben de haber, pero al menos yo, no he visto una mujer en una plataforma petrolera operando lineas de gas, opere maquinaria pesada, rompa el piso de una calle con zapapicos al rayo del sol, maneje trailers por 24hrs sin parar, cargue bultos de 50kgs de cemento para construir una casa, etc. En un mundo feminista perfecto, ellas deberian hacer tambien esos trabajos. ¿Cierto?
    4.- Cerca del 80% de la investigacion cientifica y teconologica actual, ha sido desarrollada por los hombres. ¿Que les ha impedido a las mujeres hacer lo mismo? ¿Porque si tienen el cerebro tan capaz como cualquier otro humano, no han podido desarollar a la par que los hombres? En el bienestar de la humanidad, no hay machismo ni feminismo. Y eso es un hecho irrefutable.
    5.- El movimiento feminista de los 60’s y 70’s ha traido muchos beneficios, muchos de ellos palpables en la actualidad, cierto, todavia falta mucho por hacer para que se considere equitativo, lo que no entiendo, es, ¿que abona el movimiento feminista de este milenio a la causa? Mencionen 10 logros nuevos que no hayan logrado ya los y las activistas (No necesaariamente feministas, son 2 cosas distintas) por la equidad de genero. 10 logros reales, no un vagon especial en el Metro; 10 logros que hayan cimbrado a esta civilizacion mundial actual.

    No tengo nada en contra de las feministas. Solo quiero que me hagan entender un poco de su movimiento. Creo haber sido lo suficientemente respetuoso en mis argumentos para merecer la misma providencia en la respuesta que obtenga de ustedes y por respeto solo pido: No insulten mi intelecto con argumentos salidos de un panfleto fotocopiado o con ideas rumiadas de otro blog de internet. Saludos.

  17. Estas pinches Viejas fondogas ya me aburren con su mamerio. Con su lloriquio diario, abran las patas eso es su unico pinche trabajo. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s